Top
Contentos y agradecidos con nuestro Señor porque una vez más podemos contactarnos y saludarnos muy fraternalmente. Sabemos que así como acá, allí también hay mucho por hacer en la obra de nuestro Dios, y procuramos hacerla. Paz a todos ustedes. Amén.
Ya estamos casi al final de este presente año, y nos da gozo el ver a nuestros hermanos que perseveran en la fe y el servicio aunque también tristeza por aquellos que por alguna razón han dejado de asistir; pero nos anima el hecho de ver nuevas almas que se unen a las filas de nuestro Señor en este frente.
El mes de NOVIEMBRE ha sido un mes dedicado a PROMESAS y como actividad central hemos tenido un día de retiro en el mismo templo. Pocos hemos asistido, pero los que hemos asistido, hemos renovado promesas de fidelidad y servicio cada uno según el talento o don que se le ha dado. Fue un momento conmovedor e inspirador al mismo tiempo.
En el GC Altiplano seguimos trabajando con las señoras Ana, Juana y Aurelia. El señor Sixto, al parecer ha sido influenciado por sus familiares, pero hemos conocido a Giuliana, una señorita que ha hecho decisión de fe.
En el GC 21 hemos suspendido las reuniones hasta nuevo aviso, porque toda la familia ha empezado su campaña por navidad. Ellos fueron honestos al avisarnos. Estamos orando para que el hermano MILCO quien es un joven que ha llegado al Señor en este tiempo, pida a sus padres que den el permiso para iniciar un GC en su casa. Es por las inmediaciones del 21.
También hemos tenido oportunidad de testificar a DANIELA, quien ha tenido disposición de escuchar y tomar la decisión de fe, oramos para que pronto se esté uniendo a la Iglesia. El próximo mes tendremos la CAMPAÑA de MISIONES, con nuestra peculiaridad propia de nosotros. Estaremos decidiendo a quiénes estaremos apoyando, según el compromiso del miembro VMS. Y claro los programas tradicionales de navidad y año nuevo.
Hermanos amados, en verdad AGRADECEMOS la OFRENDA MISIONERA que siempre nos envían como muestra de amor. Significa mucho para nosotros y nos anima. Gracias.
Nosotros también estamos orando por ustedes, Saludos a vuestra familia y la Iglesia. Si en algo pudiéramos servirles, estamos dispuestos. Amén.
Que el Señor les bendiga.

Leave a Reply